domingo, 19 de septiembre de 2010

Un sábado cualquiera

Caminado por el centro de la Ciudad de México me dirigí hacia el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes en donde se encuentra una exposición temporal llamada "Códices de Nuestros Símbolos Patrios".

El cielo estaba pintado de gris amenazando con una fría llovizna y el viento soplaba como queriendo llevarse el mar de gente hacia otros lugares menos concurridos, me senté en un escalón, saque la cámara de su funda y la acomodé al cuello, empecé a enfocar varios objetivos y el lente empezó hacer su trabajo, solo se escuchaba el  click click y las imágenes se iban guardando en la memoria haciendo fila para después editarlas y ponerlas en una carpeta, quizá subir alguna al blog o posiblemente ponerlas en FB.

Mas tarde decidí vagar por las calles, sentí el aire golpear mi cuerpo, mis pulmones se inundaron de un olor a  humedad y observé como las nubes grises pasaban por arriba de nosotros amenazantes sin soltar agua que mojara el pavimento y las ordas de gente se movían para todos lados en un vaivén sin fin sin ton ni son.

Compré un helado y me llamo la atención ver como una pareja ponía música celta al mismo tiempo que se movían a un ritmo místico con una bola de cristal en la cabeza que después bajaba por sus brazos y volvía a subir bailando de una forma algo misteriosa como si la esfera de cristal observara a cada persona y le leyera la mente concluyendo una respuesta a lo que ellos querían escuchar, el espectáculo terminó no sin antes pasar una gorrita o un sombrero por entre la multitud  que los rodeaba para que dejaran una cooperación voluntaria y aplausos para los anfitriones del místico baile.

De un momento a otro observe a un par de chicas rubias que al parecer eran extranjeras pasar a mi lado, me di cuenta que eran alemanas conociendo por primera vez una de las Ciudades más grandes y pobladas del mundo, una de ellas se metió a una tienda mientras la otra se sentaba en un escalón como si fuera parte de la colección de obras que vendía la tienda departamental, observé como más de una persona se le quedaba viendo no porque fuera extranjera sino por aquella hermosura exótica que dejaba sin aliento a más de uno.

También me percaté que en 20 minutos que ella estuvo sola observando a la gente los chavos se le quedaban mirando pero nadie se acerco siquiera a entablar una pequeña conversación y me pregunte ¿porque? ¿porque nadie se acerca? ella esta sola, nadie la detiene, quizá uno de sus propósitos sea conocer gente de México y... quizá ligar! pasar un buen rato y hasta terminar en brazos de algún afortunado pero nadie tuvo el valor de siquiera decirle ¡hola! ó quizá Hi!

Este es uno de los problemas más recurrente entre los hombres, muchas veces cuando vemos a una mujer hermosa lo primero que pensamos es: tiene wey, no me va a pelar, ¡no se que chingados decirle! es taaan hermosa que cuando me pare frente a ella lo único que voy hacer es el ridículo frente a ella! etc. pero.... ¿que pasa si rompemos el miedo, los nervios, el susto porque también nos asustamos cuando queremos abordar a alguien que sentimos que esta más allá de nuestro alcance? no lo se, sinceramente no se, lo que puedo decir es que se necesitan huevos, humildad, sencilles, un poco de valentía y afrontar tu miedo, ese miedo que esta sentado frente a ti y que no sabe que en unos minutos puedes cambiar su día o ella puede cambiar el tuyo.

En fin, escuchare mis propias palabras y las pondré en practica pues cuando me decidí a hablarle llego su amiga y ambas se fueron caminando hacia un rumbo que yo desconocía.


5 comentarios:

mini750731 dijo...

hola bien dicho toma muy encuenta tus propias palabras pero enserio hazlo ok espero estes bien cuidate saludos bye

bitacora-81 dijo...

hola mini... hace tiempo que ya no hemos platicado... espero se encuentren bien... saludos! :D :D

Suz dijo...

Completamente deacuerdo, pero tambien nos pasa a las mujeres, mas de una vez he perdido la oportunidad de conocer personas por vergüenza. Llegará el dia en que nos atrevamos a decir Hola!! a un desconocido??

LokCordura! dijo...

la verguenza no es lo mio, soy una persona demasiado directa que hasta peco de impulsiva jeje, pq sabes que pienso? cuantas parejas no se habran formado por miedo? de cuantos seres humanos genios se habra privado al mundo por el miedo a ese primer contacto? solo hay que dejarse llevar, nada mas!

Azυ ღ dijo...

hola tu entrada me recocordo a mi agridulce H y esa rara forma de estar o no, sera que por su mente pasan todas esas ideas que planteas y por eso no termina de decidirse a estar conmigo, aaah yo solo se que lo quiero y que me encanto tu entrada, usualmente las mujeres pensamos no me habla porque no le gusto, no le intereso, nunca imaginamos que simplemente no se acercan por miedo al rechazo ¿que cosa loca? y como dice un amigo, los dos quieren pero se hacen weyes jajaja

cuidate mucho, abrazos y besos