jueves, 25 de noviembre de 2010

Tormenta

La tormenta se veía venir, el viento hacía mención al fuerte eco de la lluvia, truenos y relámpagos salieron de una fuerte discusión que era necesario tener, no fue la forma correcta pero de otra manera no se abría suscitado el momento.

2 comentarios:

Azυ ღ dijo...

¿Lo escribiste para ti o para mi? :( solo puedo decir que senti estas palabras como mias, un abrazo

Ailincita dijo...

A veces hay cosas que no se pueden evitar, entonces solo queda afrontarlas, empaparte.
O comprarte un paraguas :P
Un abrazo :)