lunes, 14 de febrero de 2011

Solo fue una tregua...

Dicen las palabras empolvadas pronunciadas de boca en boca a través del tiempo "después de la tormenta llega la calma" tal parece que la tormenta no solo a llegado fuerte sino que se está convirtiendo en diluvio, a veces me da tregua y puedo descansar pero cuando se propone me inunda y casi me ahoga... ¿cuando terminará? ¿no vez que el techo se empieza a derrumbar? ¿no sientes que ya es suficiente?

Es difícil ver un panorama completo cuando tengo una cortina de humo que no se aparta de mi vista.
Es difícil respirar cuando los "problemas" (pensamientos negativos) se meten hasta por la nariz
Es difícil pensar cuando yo mismo me saboteo.
Es difícil seguir adelante cuando yo mismo me limito.
Es difícil ser libre cuando yo mismo me encarcelo en mis pensamientos y limito mi cuerpo.
Es difícil avanzar cuando me siento reconfortado en la mediocridad.


1 comentario:

Ailincita dijo...

Al menos algo pasó y puede volver a pasar, difícil siempre es y eso a veces es lo que hace que uno lo tome en cuenta y pueda replantearse sus días.